La percepción exterior de España durante el franquismo

##plugins.themes.bootstrap3.article.main##

##plugins.themes.bootstrap3.article.sidebar##

Publicado 24-11-2011
Rafael Núñez Florencio

Resumen

Las imágenes nacionales no son sólo estereotipos despreciables sino simplificaciones inevitables formadas confusamente a lo largo de los siglos. Nos guste o no, debe reconocerse que estas esquematizaciones desempeñan un relevante papel en las relaciones internacionales, pues influyen en los gobiernos e intervienen en la conformación de las opiniones públicas. El franquismo fue muy consciente de la importancia de su imagen exterior e hizo todo lo que pudo para controlarla. Pero, para lo bueno y para lo malo, la imagen de un país no depende sólo de su gobierno o su régimen político sino de una suma compleja de factores: la España del franquismo se percibe desde fuera como una nación pobre y atrasada, que sale de una feroz guerra civil, pero también como un pueblo vigoroso que se sobrepone a las adversidades. Por eso, ante la «España diferente» del franquismo se manifiestan valoraciones contradictorias, desde la pervivencia del cliché romántico hasta la repulsa de un régimen represor, pasando por la abierta simpatía hacia un país ansioso de incorporarse a la modernidad.

Abstract 170 | PDF Downloads 2997

##plugins.themes.bootstrap3.article.details##

Keywords

Franquismo, percepción exterior, imágenes nacionales, estereotipos, diferencia española, España romántica

Sección
Dossier