Verharmlosung oder Dämonisierung? Die DDR in Spielfilmen seit 1990 und deren möglicher Einsatz im Landeskundeunterricht

##plugins.themes.bootstrap3.article.main##

##plugins.themes.bootstrap3.article.sidebar##

Publicado 29-06-2011
Ralf Friedrich Bernick

Resumen

Entre el quitar importancia y endemoniar: La RDA en películas desde 1990 y su posible aplicación en la enseñanza sobre Alemania

Como lectores en esta Universidad pertenece a nuestra función, junto a las clases lingüísticas, la enseñanza de conocimientos sobre la cultura y la historia del país. Para ello se presenta el problema de la elección de material, por un lado la posibilidad de enseñar posibles hechos objetivos y, por otro lado, también posibilitar un acceso emocional. Estos accesos posibilitan, por un lado, la conversación con o declaraciones de testigos, por otro lado, el trabajo artístico de material histórico, como literatura y el cine. En ello hay que tener en cuenta que todas estas formas de enseñanza no están libres de una conciencia histórica colectiva. Como ejemplo se estudia en este artículo cómo la imagen de la República Demócrata Alemana (RDA) se ha desarollado en la conciencia histórica después de dieciocho años tras el final de la dictadura socialista y cómo es reflejada por el cine alemán tras la caída del muro. Mientras la detención y confrontación con los crímenes del Tercer Reich se ha vuelto fundamental para la obviedad de Alemania, parece que el procedimiento con la dictadura comunista alemana no es tan seguro. En la discusión académica se confronta de manera incipiente la pregunta de si es legítimo comparar el carácter totalitario de las dos dictaduras alemanas, la nacionalsocialista del Tercer Reich y la República Democrática Alemana (Teoría de los Totalitarismos). Las encuestas señalan que la visión de la RDA es embellecida con una creciente distancia temporal, en especial en numerosos jóvenes. En las películas experimentamos algo sobre la cultura del recuerdo de una sociedad, que no solamente la refleja sino que también a menudo la influye. En el cine no se puede tratar sobre una representación objetiva, sobre una visión fiel a la realidad del material histórico, pero ¿puede hacer perceptible una complicada realidad, incluso para espectadores que no conocen esa época mediante experiencias propias y además poseen pocas ejemplificaciones históricas? En ello se requiere cuidado: en el ejemplo de las internacionalmente exitosas películas Goodbye, Lenin y Das Leben der anderen se plantea como el cine elige a menudo temas que no son representativos para una concreta época de la historia y por ello existe el peligro de falsas generalizaciones. Mientras testigos presenciales describen una realidad histórica, aunque también filtrada por el recuerdo, mediante el legado de sus experiencias y ellos de esta manera reciben una importante consideración como fuente para la historia, se plantean las películas históricas más bien como testimonios reveladores de la conciencia histórica de una sociedad sobre un concreto periodo histórico.

Abstract 85 | PDF Downloads 145

##plugins.themes.bootstrap3.article.details##

Sección
Artículos