De "Aquileia" a "Carnuntum": movilidad geográfica a lo largo de la Ruta del Ámbar

Felix Teichner

Resumen


Ya Plinio testimonió la movilidad de los comerciantes germanos y romanos a lo largo de la Ruta del Ámbar. Este importante eje de transporte transcontinental conectaba el Mar Báltico con el Caput Adriae, cubriendo una distancia de 1.700 km. Los asentamientos situados a lo largo de dicha ruta son ideales para investigar la movilidad geográfica y la difusión de creencias religiosas en el globalizado mundo del Imperio romano. A través de sus prácticas funerarias se hacen visibles la población autóctona y los recién llegados en la zona inmediatamente al sur del Danubio, en los deserta Boiorum. Asimismo, son ilustrativos los hábitos epigráficos y el corpus onomástico de comerciantes documentados en la parte romana del sur de la Ruta del Ámbar, entre Aquileia y Carnuntum. En este contexto destacan los santuarios y numerosas dedicatorias a dioses protectores de los viajeros por tierra y río. Finalmente, la aparición temprana de deidades orientales (Mithras, Iuppiter Dolichenus, Iuppiter Heliopolitanus) se puede conectar con la movilidad del ejército y funcionarios romanos.



Texto completo:

PDF


 

ISSN 2444-3565 (En línea)

ISSN 0213-2095 (Impresa)